Tendencias Tech 2024 5 innovaciones que marcan el futuro

En 2024, el mundo de la tecnología sigue evolucionando a un ritmo sin
precedentes, revolucionando las industrias y transformando nuestra forma de
trabajar. Con el aumento del uso de las tecnologías disponibles y el desarrollo de
otras nuevas, el próximo año promete cambiar las reglas del juego y presentarnos
muchas innovaciones de vanguardia. En este post, exploraremos 5 tendencias
tecnológicas que destacarán durante este año, impulsándonos hacia un futuro
impulsado por la creatividad y las nuevas estrategias de transformación digital.
Índice
1. La IA, el centro de atención
2. ¿Qué es la datificación?
3. La fuerza de trabajo aumentada y conectada: potenciar a los empleados
4. Un servicio en la nube ecológico: el futuro de la tecnología sostenible
5. Computación cuántica: desbloqueando la próxima frontera
6. Conclusión
1. La IA, el centro de atención
El uso de la inteligencia artificial (IA) está presente en muchos aspectos de
nuestra vida empresarial y personal. Se trata de un fenómeno nuevo, y a veces
aterrador. Las preocupaciones más comunes van desde el temor a que la IA
provoque una pérdida generalizada de puestos de trabajo hasta visiones
apocalípticas de robots que se apoderan del mundo. Una cosa ha quedado clara:
la IA no sustituye a un ser humano que conozca la misión y los valores de marca
de la empresa. No comprueba cosas como el lenguaje inapropiado o las
instrucciones incorrectas.
He aquí algunas de las formas en que la IA cobrará aún más importancia este año:
IA Responsable: ética y gobernanza en la era de la automatización
En 2024, las empresas se preocuparán por las implicaciones comerciales, legales
y éticas de la IA y definirán estrategias de gobernanza que disminuyan el riesgo.
Estos esfuerzos se centrarán en proteger la privacidad de los usuarios, eliminar la
posibilidad de un uso indebido de los datos y la propiedad intelectual, y mantener
la integridad de los datos y el cumplimiento de las normativas en vigor.
Si una empresa no aplica correctamente la tecnología de la IA, puede cometer
errores y tomar decisiones equivocadas basadas en datos poco precisos. Esto
puede dar lugar a acciones legales, pérdida de confianza y daños a su reputación.
Por ejemplo, las herramientas de IA generativa se entrenan con datos procedentes
de múltiples fuentes, incluido Internet, tanto para la generación de imágenes como
de texto. Las fuentes de datos suelen permanecer anónimas, lo que puede
plantear importantes retos a las empresas que manejan datos complejos o
transacciones financieras. El uso no intencionado de una fuente de datos
desconocida, como la utilización de la propiedad intelectual de otra empresa,
puede acarrear costosas sanciones legales. Por eso, las empresas necesitan
identificar la fuente de esta información para garantizar el cumplimiento legal, ético
y de derechos de autor.
Aplicaciones inteligentes: revolucionando el trabajo diario
Las aplicaciones inteligentes son programas de software que utilizan inteligencia
artificial (IA), aprendizaje automático y otras tecnologías avanzadas para mejorar
su funcionalidad, aprender de los datos, tomar decisiones y adaptarse con el
tiempo. Estas aplicaciones pueden analizar datos de forma autónoma, comprender
patrones, predecir resultados y realizar tareas que tradicionalmente requerían la
intervención humana.
Por ejemplo, el software de IA generativa lleva la experiencia de los clientes,
usuarios, propietarios de productos, arquitectos y desarrolladores a un nuevo
nivel. Además, las aplicaciones inteligentes proporcionan conocimientos de gran
alcance y ofrecen conclusiones que los usuarios comerciales pueden aprovechar
para realizar análisis e informes. Como resultado, las herramientas de inteligencia
empresarial independientes quedarán obsoletas. Mediante predicciones o
recomendaciones, la IA también ofrece la oportunidad de adaptar las aplicaciones
más estrechamente a sus usuarios y promover la toma de decisiones basada en
datos.
Ciberseguridad: su aplicación e impacto
Gracias a la inteligencia artificial (IA) y al aprendizaje automático, muchas
empresas ya responden a las ciberamenazas en tiempo real. Mediante la
supervisión y el análisis continuos de los datos de la red, la IA permite a los
equipos de ciberseguridad identificar y prevenir proactivamente amenazas para la
seguridad, como la transferencia no autorizada de datos, el acceso ilegal, el uso
malintencionado de credenciales y el robo de datos confidenciales. Esto permite a
las empresas detectar y resolver casos de actividad sospechosa antes de que se
conviertan en problemas significativos.
A medida que la IA sigue evolucionando, se ha convertido tanto en una bendición
como en una amenaza para la ciberseguridad. Cuando se utilizan para la
ciberdelincuencia, estos avances tecnológicos pueden permitir ataques más
sofisticados y de mayor alcance, como correos electrónicos de phishing muy
convincentes, falsificaciones de audio y vídeo y otras operaciones de pirateo. Ya
están disponibles en Internet herramientas de IA de código abierto que facilitan
este tipo de infracciones. Incluso los ciberdelincuentes inexpertos tendrán el poder
de escenificar ataques totalmente automatizados y basados en la IA, y los
hackers experimentados dispondrán de herramientas para crear problemas a gran
escala muy fácilmente.
Con esta mayor accesibilidad, el sector de la ciberseguridad y los equipos
informáticos de las empresas se enfrentan a nuevos e importantes riesgos. Las
empresas deben dar prioridad a la formación de su personal informático en
sistemas de IA y en la implantación de software de ciberseguridad basado en IA
para desplegar una defensa agresiva. Dado que la IA puede detectar amenazas
potenciales, permite a los equipos informáticos investigarlas en cuanto se
producen y reaccionar inmediatamente.
Es esencial comprender ambos aspectos del potencial de la IA, así como apoyar
los esfuerzos de las autoridades para regular su uso antes de que la cuestión
llegue al punto en que controlarlo resulte casi imposible de conseguir.
2. ¿Qué es la datificación?
La Datificación es un proceso en el que se utilizan tecnologías como la inteligencia
artificial, la robótica y el aprendizaje automático para transformar diversos
aspectos de la vida empresarial y cotidiana en datos significativos. Implica la
recopilación, el análisis y el uso de datos procedentes de múltiples fuentes, como
sensores, dispositivos e interacciones en línea.
Los fenómenos del mundo real, como el comportamiento humano y las
condiciones ambientales, también pueden transformarse en información
cuantificable. Los conocimientos obtenidos a partir de estos datos apoyan la toma
de decisiones, impulsan la innovación, aumentan la eficiencia y promueven
productos y servicios personalizados.
El potencial de la datificación reside en predecir las tendencias y el
comportamiento de los clientes, optimizar los procesos de trabajo, influir en el
desarrollo de productos y reforzar la protección de datos. Aunque la ratificación ya
está teniendo un gran impacto, seguirá creciendo en 2024 y años sucesivos,
centrándose en la recopilación, el análisis y la aplicación de datos en múltiples
sectores.
3. La fuerza de trabajo aumentada y conectada: potenciar a los
empleados
La fuerza de trabajo aumentada y conectada, es un enfoque estratégico para
maximizar el valor del rendimiento y la satisfacción de los empleados, impulsado
por la necesidad de cultivar y hacer crecer el talento. A través de aplicaciones
inteligentes y análisis de la fuerza de trabajo, este enfoque proporciona una
orientación contextualizada que promueve el bienestar, la experiencia y el
desarrollo de habilidades de los empleados, al tiempo que ofrece resultados
empresariales positivos y un impacto en las partes interesadas.
La fuerza de trabajo aumentada y conectada, que integra tecnologías avanzadas
como la IA, la realidad aumentada, la realidad virtual, el internet de las cosas y los
sistemas en red, promueve la mejora de la productividad, la racionalización de las
operaciones y la eficacia en la toma de decisiones mediante la sinergia de la
experiencia humana y las capacidades tecnológicas. Esta tendencia de 2024
refleja un entorno de trabajo colaborativo, basado en los datos y adaptable, que
facilita el éxito en el dinámico panorama del mercado actual.
4. Un servicio en la nube ecológico: el futuro de la tecnología
sostenible
Se refiere al uso de ordenadores y otros dispositivos de forma energéticamente
eficiente y respetuosa con el medio ambiente. El término también puede aplicarse
a los beneficios obtenidos directamente de la migración de los sistemas
informáticos a la nube. Estas mejoras de la eficiencia son el resultado de la
consolidación de los centros de datos, la concentración en el apoyo a las plantillas
remotas e híbridas que reducen el impacto medioambiental de los
desplazamientos a la oficina y la optimización del uso de los recursos.
Requiere el uso de métodos éticos y sostenibles para el abastecimiento y la
extracción de los materiales necesarios para fabricar el hardware informático y los
dispositivos digitales. También implica responder a las crecientes demandas de
infraestructuras, al tiempo que se intenta reducir el consumo de energía y las
emisiones de carbono. Una TI más ecológica suele formar parte de los programas
de gobernanza medioambiental y social (ESG siglas en inglés). Según Deloitte,
proveedor mundial de servicios financieros y de consultoría, “con optimización del
centro de datos y la infraestructura, enfocándose en la migración de la
infraestructura TI a cloud, se pueden obtener reducciones de entre 35% y un 45%
de emisiones de CO2”
5. Computación cuántica: desbloqueando la próxima frontera
La informática cuántica es un campo interdisciplinar que combina la informática, la
física y las matemáticas, utilizando los principios de la mecánica cuántica para
abordar problemas complejos. Los ordenadores cuánticos pueden realizar un
inmenso número de cálculos simultáneamente aprovechando componentes de la
física cuántica.
Los ordenadores tradicionales utilizan bits que sólo almacenan datos como 1
(encendido) o 0 (apagado), mientras que los bits cuánticos (qubits) pueden existir
en múltiples estados simultáneamente utilizando 1, 0 o ambos a la vez. Esto
permite cálculos simultáneos y paralelos increíblemente rápidos.
Entre los primeros inversores en tecnología cuántica figuran bancos y servicios
financieros que la utilizan para la detección del fraude, la gestión del riesgo y otras
aplicaciones. Se espera que se aplique a muchos campos de cálculo intensivo,
como el descubrimiento de fármacos, la secuenciación del genoma y actividades
complejas como el control del flujo de tráfico en las grandes ciudades y la
simulación de moléculas de fármacos y materiales.
Conclusión
Estas son algunas de las tendencias tecnológicas más disruptivas que liderarán tu
viaje digital en 2024. Estas tecnologías también ayudarán a satisfacer las
necesidades y requisitos de tu empresa de formas únicas y llevarán tu negocio al
siguiente nivel. Para mantenerse a la cabeza en este terreno tan cambiante, las
empresas no sólo deben ser conscientes, sino desarrollar activamente un
profundo conocimiento y un conjunto de habilidades a través del aprendizaje
continuo.